¿Pueden ser las Redes Sociales un Canal de Distribución?

Volví a leer el libro de Javier Murillo[1] y en esta lectura me llamó la atención la relación de usos que la empresa puede dar a las redes sociales. Ahí menciona 8 usos principales que las empresas pueden dar a los medios de comunicación social:

  1. Difusión de nuevos conceptos, comúnmente asociados a innovaciones.
  2. Creación de posicionamiento de marca, a través de la reputación positiva.
  3. Herramienta en línea, para la gestión del compromiso con comunidades y redes
  4. Colaboración entre audiencias dentro y fuera de la empresa.
  5. Atracción de individuos con talento que tengan el perfil organizacional.
  6. Inteligencia de la red de valor principalmente de clientes y competidores.
  7. Generación de conocimiento para interceptar posibles tendencias e innovación.
  8. Capitalización y atracción de recursos hacia la organización.

Los puntos anteriormente señalados, sin duda son valiosos y suficientes para tomar en serio el tema y cuando unimos la anterior información con el prólogo de Mauricio Santillán, donde nos alerta del gran cambio que se da en la manera en la que la empresa se comunica con su entorno: “Antes había un vocero, hoy todos son voceros, hoy todos influyen“, podemos ver como una buena parte del planteamiento del uso de los medios sociales en las empresas encajan en lo que tradicionalmente hemos considerado como Relaciones Públicas e Investigación de Mercados.

Tales ideas me recordaron el curso que tuve que tomar cuando era ejecutivo en Motorola, para aprender a dirigirme a los medios, para proyectar la imagen de la compañía y enfatizar los mensajes claves que habíamos articulado meticulosamente para nuestra campaña de Relaciones Públicas. Y sin duda mi impaciencia siempre me ha hecho padecer en aquellos largos caminos en los que no es fácil determinar la relación costo-beneficio de la inversión (los famosos programas de “awareness”) y el momento en el que impactarán las ventas (parte tangible del crecimiento de la empresa y del retorno de la inversión).

De manera que buscando algún atajo para hacer estos caminos más cortos, recordé un modelo exitoso de negocios, que asocié de inmediato al tema:

El famoso método Amway[ii] que logra conjuntar un conjunto de procesos sociales junto a los métodos tradicionales de marketing para “democratizar” las ventas a través de grandes redes sociales.

Si sumamos a esto las reflexiones que hizo Carlos Llano[iii] respecto de la forma de influir en otros, en este caso, disponerlos para que compren algo; se resalta aun más la fuerza que tiene la influencia de un amigo en la decisión.


MODOS DE INFLUIR:

  1. Presentación del producto o servicio: Presentar el producto o servicio tal como es (influencia objetiva), dejando que el posible comprador se enamore sin casamentera, como se hace en los pisos de demostración en donde el producto tiene una relación directa con el posible comprador.
  2. Persuasión: Es  el más empleado, donde las campañas publicitarias o los argumentos de venta de los vendedores, son cuidadosamente seleccionados para resaltar las bondades del producto, minimizando riesgos, desventajas o su asociación con temas aspiracionales o eróticos: es decir, para “ponerle un moño” como dice el refrán.
  3. Influencia Subjetiva: Es la influencia más poderosa, en la que la figura principal no es el producto o servicio, ni las necesidades del comprador, sino la persona que con cierta autoridad moral concedida por el comprador, nos recomienda el producto al querer nuestro bien.  Es aquí donde se habla de promociones empleando referencias personales y quizás ahora, las redes sociales.

Si estamos buscando algo disruptivo, en los modelos de negocio al emplear las redes sociales que tengan impacto en el crecimiento de nuestra empresa, la clave estará en encontrar la forma de utilizar su gran potencial de vinculación y relacionamiento para la venta de productos. Pero, ¿podrán ser las redes sociales un nuevo canal de distribución? ¿Podrán “Amazonizarse”? ¿Qué opinan?


[i] Social Media, la Nueva Ruta del Crecimiento. Javier Murillo. 2010

[ii] Marketing Multinivel. Wikipedia

Historia del Network Marketing. Artículo en Emprender-para-ganar-dinero.com

http://www.emprender-para-ganar-dinero.com/Historia-mlm.html

[iii] Examen filosófico del concepto moderno de motivación. Carlos Llano y Adrián Fonseca. Universidad Panamericana 1984.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)