Innovación: Barreras de entrada en las empresas Mexicanas

Uno de los problemas principales con los que me he enfrentado en las industrias en México, ha sido que No existe ninguna cultura de innovación, y que por lo tanto, no hay una planeación de nuevos productos. Por consiguiente el presupuesto asignado es inexistente, aún en en plan de negocio empresas nuevas.

Sin embargo, nunca he conocido un empresario que no esté interesados en contar con un nuevo producto que le permita tener mayores utilidades, que le ofrezca mas valor a sus clientes, y así salirse de la competencia basada en precio bajo.

Pero al momento de platicar sobre los costos de desarrollo, es ahí donde todo el proceso termina, debido a la incapacidad o falta de visión para invertir en algo que no ha sido probado previamente. Se prefiere invertir en comprar moldes usados de productos obsoletos en china e introducirlos en el mercado local, cuando esto genera una inversión en herramental usado, que bien podría usarse en costear parte de un nuevo desarrollo.

Esto pasa generalmente con las empresas pequeñas y medianas, donde se puede tratar directamente con el dueño frente a frente.

En el caso de las empresas grandes, trasnacionales, los desarrollos vienen desde afuera de México (la gran mayoría). Este tipo de empresas cuentan generalmente con presupuestos asignados anuales para publicidad y promoción, no así para desarrollo, y puede ser una de las fuentes para conseguir el financiamiento para desarrollar nuevos proyectos o nuevos negocios.

Para lograr introducir la innovación, el diseño y desarrollo, es importante dar una propuesta de negocio a los clientes que de alguna manera contemple el financiamiento del proyecto, es decir, darles opciones tanto a las empresas medianas como grandes de dónde van a obtener los recursos para generar el negocio, aún y cuando realmente tengan el dinero disponible.

Algunas barreras de entrada para insertar la innovación en cuanto a los empresarios, son las siguientes.

  1. quieren ver conceptos nuevos, pero no pagar por ellos
  2. Rotación constante de gente que puede tomar la decisión sobre el proyecto
  3. No existe un compromiso financiero inicial con el desarrollo de un nuevo producto.
  4. Los clientes quieren comprar un producto ya diseñado, no invertir en su desarrollo.
  5. Una vez que han recibido un concepto de algún despacho, cotizan la producción del diseño con otra empresa. No son fieles.
  6. No existe la cultura de la innovación, sino de la copia.
  7. Se prefiere traer un molde ya usado de algún producto “probado”, que correr el riesgo de insertar un nuevo producto en el mercado.
  8. Inmediatez en la inversión. El cliente quiere ganar a corto plazo, con la mínima inversión y con el más alto rendimiento.
  9. Ejecutivos que tienen todo el poder para decir NO a un proyecto, pero ningún poder Para decir SI
  10. Mucho tiempo en tomar la decisión sobre un proyecto, y cuando lo hacen lo requieren de inmediato.
  11. Desconocimiento del costo de desarrollo de un proyecto.
  12. Desconocimiento de estrategias sobre innovación y desarrollo de nuevos productos.
  13. Preferencia por productos y servicios extranjeros (consultoría)Sin embargo, hay algunas ventajas:

a.-En empresas grandes, existen presupuestos asignados a publicidad y promoción.

b.-Empresas que requieren de productos más sofisticados tecnológicamente.

c.-Si tienen interés en participar en proyectos de diseño y desarrollo.

d.-Confianza en que la manufactura se realice en México, en vez de realizar tramites de importación que podrían complicar el proceso.

e.-Les interesa tratar con una sola persona o agencia que les resuelva todo el proceso (diseño+producción).

Para poder enfrentar esto, se proponen dos modelos de negocio:

  1. Obtener recursos para el diseño y desarrollo de nuevos productos, de las partidas de Publicidad y promoción de las empresas, siempre existentes, quitándoles un porcentaje que aumente año con año para destinarlo a innovación.
  2. Basados en la solución integral del proyecto, ayudando a los clientes a obtener los fondos para pagar el diseño y desarrollo, mediante una estrategia que les permita obtener recursos de todos aquellos que se llegan a beneficiar del proyecto (clientes interiores, proveedores, etc.) y que sean copartícipes del proyecto, creando una relación ganar-ganar.

Esto no implica las empresas no cuenten con dinero para inversión en un negocio determinado, sino que por falta de cultura de innovación es más complicado que un cliente desembolse dinero en un producto que todavía no existe, especialmente en México. Por esto es mas fácil vender un producto, que vender el diseño y desarrollo, y luego la producción del mismo.

Es importante evidenciar nuestras fortalezas y debilidades como empresarios, para así, corregir nuestra ruta y apostar a la implementación rentable de ideas, es decir, a la innovación.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)