Metodología para hacer una oferta de valor: descripción de los beneficios de un producto

Metodología para hacer una oferta de valor: descripción de los beneficios de un producto.  Una oferta de valor es definir en un párrafo la respuesta a:

  • ¿Qué es mi producto o servicio?
  • ¿Qué beneficios da?
  • ¿Hacia qué mercado está dirigido?

Si bien el orden en que contestemos estas preguntas puede variar, lo importante es dar a conocer lo esencial de mi producto o servicio y a quien le haría sentido tenerlo para satisfacer alguna necesidad, la cual puede generarse tanto a nivel de empresa, línea de negocio y/o  producto o servicio.

La importancia de este punto es entender primeramente si las respuestas a estas preguntas las tenemos claras internamente en la empresa, de una forma tan clara como para poderlo proponer posteriormente a mis clientes, es decir, si yo no entiendo primero mi producto o servicio, ¿cuáles son sus bondades? y ¿en qué mercado tenemos mayor éxito?, mucho menos podré explicarlo a mis posibles clientes, o lo plantearé de forma incorrecta que confunda y como resultado no venderé, o trataré de vender a quienes no les haga sentido mi solución.

Al desarrollar las respuestas para estas preguntas que se proponen en la elaboración de la Oferta de Valor, debemos tomar en cuenta que esto debe hacerse preferiblemente de una forma clara y concisa, para ello, pensemos en que lo que estamos elaborando es un “discurso de elevador”, es decir, lo que podemos explicar a un algún conocido, cuando después de algún tiempo de no verlo nos encontramos al entrar a un elevador, lo típico que nos pregunta es ¿cómo te va?,  ¿a qué te dedicas?, ¿dónde estás trabajando?.

Si bien el tiempo que tenemos para conversar es muy poco, ya que se trata del que nos toma en llegar de un piso a otro, ese tiempo debe ser suficiente para poder explicar cuál es el sentido de mi producto o servicio, sin que sea una historia completa de lo que hemos realizado a la fecha, las características integras o las ventajas ante la competencia, ya que la Oferta de Valor no es un resumen detallado sino un párrafo concreto.

Ese discurso que utilizamos es nuestra Oferta de Valor y puede utilizarse para transmitirse a cualquier persona en cualquier situación, dado que no sabemos en qué momento podemos estar hablando con posibles clientes, ya sea porque son amigos o conocidos que hemos dejado de ver, referencias personales o cualquier otro tipo de contactos, todos ellos son oportunidades de negocio que por el simple hecho de entender ¿que es nuestro producto o servicio? pueden de una mejor manera proponer a quien y en qué momento le pueden hacer sentido, ¡y eso es lo que buscamos concretamente al elaborar nuestra Oferta de Valor!, hacer ese click entre nuestro producto y las necesidades de los clientes, que quien escuche nuestro discurso pueda contestar: ¿sabes, conozco a alguien que está buscando esto que tú haces?, o “me interesa saber más al respecto, contáctame”.

Al transmitir nuestra Oferta de Valor de forma más concreta, logramos ser más contundentes, y el mensaje hacia nuestros clientes se recibe de forma mucho más clara.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Metodología para hacer una oferta de valor: descripción de los beneficios de un producto, 5.0 out of 5 based on 1 rating