La Vigilancia Tecnológica

La Vigilancia Tecnológica. Una parte primordial de la Inteligencia Tecnológica, es la Vigilancia. Esta consiste en monitorear de manera continua a nivel corporativo, las tendencias que a nivel tecnológico y científico se van dando a través de las diferentes industrias y los diferentes países.

Además de revisar de manera permanente las patentes en todas sus variantes que surgen en todo el mundo, los 365 días del año. Esta vigilancia sirve, entre otras cosas, para mantener elevados índices de competitividad entre las empresas, de tal manera que una industria en particular esté pendiente del progreso de sus patentes, o portafolio de patentes, además de cuidar que desarrollos de la competencia no invadan, o en su caso, superen las propias.

Esta falta de información, puede llevar a crear invenciones que marquen saltos tecnológicos importantes, pero que sin el cuidado suficiente, sean tomadas solamente como escalón, es decir, como punto de partida para una mejora que sea todavía más revolucionaria, ganando la innovación, ó lo que es los ingresos derivados de su explotación.

Un caso muy conocido fue la televisión a color. Gonzalez Camarena inventó la televisión a color, después de años de televisión en blanco y negro. Su patente, revolucionaria en ese tiempo, no pudo se comercializada con rapidez, quizás al tratar de venderla a empresarios mexicanos por el romanticismo de la mexicanidad tecnológica. (Pensar que lo que inventamos, diseñamos o innovamos, por ser mexicanos, se debe de quedar en México, vendiéndosela a un empresario nacional. Las más de las veces, el empresario mexicano no tiene la cultura de riesgo que esto conlleva, pero esto es tema de otro artículo)

Una vez publicada, como parte del requerimiento de patente al año de haberla ingresado, fue dada a conocer a todo el mundo. Gente de la RCA de Estados Unidos, la revisó, vió que era muy importante pero que tenía detalles para mejorar, y generaron una mejor patente, tomando la de Camarena como base, y la gloria nacional se fue al caño. En estos días, generar una patente y pensar que descubrimos el hilo negro, que nadie lo había pensado antes, que es la mejor del mundo y que nos pelan los dientes, es completamente ingenuo.

Patentes del ramo de la electrónica no tienen duración comercial por más de 6 meses, aunque el titulo de explotación se otorgue por 20 años. El tiempo vorágine de la actualidad, mayor cantidad de gente pensante, y mayor información, son entre otros los agentes que han minado la duración de las patentes. La vigilancia tecnológica me permite tener información actualizada para tomar desiciones rápidas en una economía cambiante.

La mejor forma de proteger nuestros desarrollos, es mejorarlos, inmediatamente de ingresada nuestra patente, para que las mejoras y los cambios vengan de nosotros y no de nuestra competencia. La vigilancia tecnológica es un asunto serio en la estrategia de Propiedad Intelectual que toda empresa en México debe tener, y que requiere de recursos humanos y económicos. Si no se tienen como sucede con la mayoría de las Pymes mexicanas, se pueden subcontratar los servicios con consultores especializados.

La innovación no es cosa de juego, nos puede llevar a la gloria como Edison, al ser reconocido como el creador de la bombilla incandescente, o como el ingeniero Tesla, que mejoró significativamente el llamado foco haciéndolo mas eficiente, invención que usamos hoy en día, y del que nadie se acuerda.

Léase también:

Valores Tecnológicos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)