¿Cómo opera un VENTURE CAPITAL?

¿Cómo opera un VENTURE CAPITAL? Me vienen a la mente empresas que comenzaron de la nada, una idea en un aula de universidad, un proyecto en la maestría, investigación científica, o la convergencia del tiempo, idea, empresario y sobre todo el capital para echarla a andar. ¿Cuál es el parámetro que tienen los inversionistas para identificar exitosamente un buen proyecto de inversión?, ¿De qué forma se puede realizar una inversión en una empresa que me de la seguridad razonable, de que no solo puedo recuperar mi inversión sino obtener ganancias?, ¿Cómo le hacen los fondos de inversión?

La experiencia de personas que forman parte de un fondo, quienes a lo largo de años de ser empresarios saben cuando una idea puede llegar a consolidarse, evalúan algo que en términos hípicos se denomina tener jinete (management adecuado) y tener caballo (producto o solución sólida e innovadora), para hacer una evaluación más detallada, donde se requiere información de mercado, producto y fundamentalmente información financiera, detalles condicionantes, que pueden ser detonante para que un inversor decida no invertir en el proyecto:

¿Quién y cómo identifica el nuevo negocio?, premisas tales como producto, mercado, tecnología, precios, costos, márgenes, que definen el nuevo negocio, veredicto de una evaluación tecnológica, solidez del producto o servicio, experiencia empresarial del principal promotor del negocio, tasa de rentabilidad esperada en corto, mediano y largo plazo, nivel de riesgo contemplado para el nuevo negocio, tipo de riesgo, ¿Cómo se midió este riesgo?, barreras de entrada y jugadores dominantes en el mercado donde se realizará el nuevo negocio, productos o servicios sustitutos en el mercado, premisas en la proyección de ingresos, estudios de mercado previos, experiencia de la persona que proyecta los ingresos, costos y gastos, flujo de efectivo resultante en un corto, mediano y largo plazo, dependencia que tiene este nuevo negocio a premisas como tipo de cambio, materia prima principal,  riesgo en el suministro de la misma, punto de equilibrio monetario, unidades para el nuevo negocio, escenario en que el proyecto entra en un estado de iliquidez, y/o irrentabilidad, principal fuente de financiamiento de corto plazo para el negocio, costo de oportunidad de no efectuar el negocio y valor presente de los flujos resultantes del negocio en un periodo de cinco años.

Los proyectos que logran pasar estos filtros, tienen un grado mayor de certeza. Muchas respuestas a estas condicionantes son complejas, en algunos casos entran en terrenos subjetivos, sin embargo, un buen inversionista no es aquel que teniendo todas las respuestas claras da el paso seguro, sino aquel que con la información suficiente decide invertir, pues en la mayoría de ocasiones es complejo tener respuestas oportunas, de forma cierta y contundente, por ello quien se dedica a esto, sabe que es capital de riesgo.

La vieja premisa, “A mayor riesgo, mayor rendimiento” se cumple cabalmente. Un proyecto de inversión mal evaluado, puede generar grandes pérdidas. Las buenas decisiones se evalúan a priori con los elementos actuales y en el momento adecuado, pues en ocasiones la ventana de oportunidad para realizar el negocio es tan poca, que se tiene que tomar la decisión de invertir o no con los elementos que se tenga, ya que la inversión solo es el primer paso y atrás vienen los temas de administración correcta de recursos, de los cuales hablare en el siguiente post.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)