Haz que tu sitio VENDA – Construyendo un Imperio en Internet – Parte 2

Haz que tu sitio VENDA – Construyendo un Imperio en Internet – Parte 2. Pensando en la funcionalidad… 5 reglas de oro que harán que tu sitio sea una grata experiencia.

Pensar en la funcionalidad del sitio es muy sencillo si seguimos algunas recomendaciones para la contrucción de edificios, y te traera enormes beneficios al guiar por las acciones que quieres que tome:

  • Haz que lo que busca el usuario sea accesible.

Si alguien entra en un edificio buscando algo y no lo encuentra pronto, saldrá del edificio frustrado, y probablemente enojado con quien lo envió a ese lugar. Esto es prácticamente condenarse cuando lo transportamos a estrategias para generar tráfico en línea, porque Google premia a los sitios cuando lo que ofrecen es exáctamente lo que el usuario busca.

Si no conocen bien el edificio, seguirán las señalizaciones que en él existan. Tu sitio debe llevar rápidamente a los usuarios a la sección que contiene lo que ellos bucan. Según estudios efectuados por grandes empresas de TI, si las personas tienen que dar más de 3 clicks para llegar a la información que buscan, se irán del sitio antes de llegar a ella.

  • Clasifica la información.

Si en un edificio donde ofrecen servicios buscamos cajas para hacer pagos, y las hay en todos los pisos, seguramente será difícil encontrar la que buscamos. Y si queremos ir de una caja a otra para hacer otro pago, será una experiencia larga y tardada – no es grato. En cambio cuando los servicios están agrupados en pisos, sabemos que si vamos a hacer trámites para un determinado servicio, encontraremos todo lo que necesitamos en esa zona. Aún si requerimos hacerlo para varios servicios de diferente tipo, si el edificio tiene buenas conexiones que me lleven de un servicio a otro (un piso a otro o una sección a otra), entonces la experiencia de ir a ese lugar será sencilla y el proceso fluirá.

Cuando un usuario llega a tu sitio, debe encontrar la información clasificada de la forma que más le sirva para lograr sus propósitos. Cuando puede haber varias formas de clasificar la información, podemos hacer páginas con índices (como si fueran directorios) que los lleven a donde quieren rápidamente – podríamos decir que son diferentes “mapas del sitio”. Incluso podemos incluir ligas que los lleven a páginas similares para otro tipo de productos, servicios o información.

  • En general, manten las páginas breves.

Existen excepciones, pero de manera general podríamos decir que a nadie le gustaría esperar una hora y media en un solo lugar para efectuar un trámite. En todo caso es más “ameno” para la gente hacer tres trámites de media hora.

En tu sitio no es diferente. Debemos cuidar que el usuario no vea algo que le parezca demasiado largo y diga “que flojera, después regreso a esto” – a menos que intencionalmente estés segmentando el mercado de quienes van a seguir a la siguiente etapa de algún proceso (algunos textos de ventas lo hacen).

  • Haz que sea muy sencillo ponerse en contacto contigo.

Si una persona entra en tu edificio y no hay nadie a quien preguntarle algo, se irá y no sabrás porqué. Por eso debe haber siempre “módulos de información” donde puedan saber más detalles. Cuando quieres que sigan un proceso, pones flechas que les indican hacia dónde seguir.

Asegúrate de poner ligas a la página de contacto a lo largo de todo tu sitio. Incluye también llamadas a la acción y opciones que le indiquen al usuario lo que puede hacer y “Traza en tu sitio las flechas que lo guíen”.

  • Haz que el usuario se sienta bien.

Imagina que al entrar a un edificio tropiezas en cada lugar, y que entras siempre a los sitios equivocados. Constantemente te das cuenta de que “entendiste mal” los letreros y señalizaciones. Sería una experiencia que seguramente no querrías repetir.

Recuerdo un extraordinario consejo de un amigo… “Haz que en tu página, el usuario más tonto se sienta inteligente, y no que el usuario más inteligente se sienta tonto”. Lo obvio es obvio para nosotros, porque estamos familiarizados con la información que vamos a poner en el sitio – después de todo somos nosotros los que la generamos. Pero no asumas nada acerca del usuario. Piensa que posiblemente un extraordinario prospecto que no tiene idea visite tu página… quieres que se sienta como si al encontrar tu sitio fueras el único que lo comprende y que le hace la vida fácil.

Si cada instante en que un usuario navega por tu sitio piensa…

  1. Esto es fácil
  2. Que bien presentada está la información
  3. Parece muy simple

… entonces tu sitio habrá parecido “un excelente sitio”.

Conozco sitios con una presentación sencilla y amigable que tienen mejores resultados que otros que tienen un diseño gráfico impresionante, y se debe a que son demasiado artísticos para su usuario. Recuerda que el sitio debe estar hecho para tu cliente, no para tí… y tu cliente no sabe lo que tú sabes de tu producto, hazle la vida fácil y él te la hará fácil a tí al venderle.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)