Planeación empresarial MiPyme, esa gran ausente

Planeación empresarial MiPyme, esa gran ausente. Hoy día, el éxito en la labor de emprender y generar riqueza no sólo reside en tener una oferta innovadora, ya sea en producto o servicio, ni en tener una adecuado equilibrio entre el costo de venta y los ingresos, ni siquiera de contar con una adecuada promoción y labor de mercadotecnia… nada de esto sirve si no tenemos claro el camino a seguir…

Emprender en ese sentido, es similar a aventurarse en una misión donde el éxito consiste en llegar a la meta distante, tener el transporte, el combustible, pero si no se cuenta con un plan, es tan grave como lanzarse a la deriva… condenado a no llegar a la meta y desperdiciar todo el esfuerzo…

Mucho se ha hablado de elementos como la VISIÓN, LA MISIÓN y los VALORES de las empresas… estos conceptos, en el mundo corporativo tan comunes, son poco claros en el mundo PyME, y menos claro, que el empresario sepa descifrar la forma de obtener beneficios de estos elementos…

Mi objetivo aquí con ustedes es clarificar en pocas palabras el beneficio que tiene una empresa al contar con un PLAN, pues porque por lógico que parezca, hemos visto en la práctica que muchos empresarios no cuentan con un presupuesto, o una meta clara declarada…

Pero cúales son los elementos de esta planeación empresarial?

Primero respondamos las siguientes preguntas: ¿Dónde estamos y quiénes somos?, ¿Cuál es mi posición dentro del mercado en donde me desenvuelvo?, ¿qué condicionantes me marca el entorno, tales como el país, el tipo de cambio, la competencia?, ¿Cuáles son mis fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas? ¿Mi producto o servicio es sólido?, ¿Quién es mi cliente?, ¿Es un mercado de compradores, vendedores?, ¿Mi producto o servicio es sustituto de otro?…. pero una vez contestadas estas preguntas la principal respuesta que debo obtener es ¿A DONDE QUIERO LLEGAR?, ¿QUÉ ESPERO DE MI NEGOCIO?…

Si como empresarios tenemos esta respuesta, tenemos todos los elementos del plan… sin duda alguna de mucho mérito… pero no es suficiente.

Solo puedo decir que tengo un plan cuando todas estas respuestas forman parte de un PRESUPUESTO, que es la herramienta que clarifica, cuantifica y aterriza esta planeación… y cuando mi presupuesto baja a nivel producto/cliente/temporada/mercado… cuando este presupuesto no sólo contempla cuestiones que tienen que ver con el Estado de Resultados (Ingresos, Costos, Gastos), sino que también abarca temas como Inversiones y Financiamientos….

Y aún más… de nada sirve tener este presupuesto bien aterrizado si no damos seguimiento puntual a estas metas… Siguiendo esa premisa de: “Orden dada no verificada, mejor no dada”… el PRESUPUESTO se hizo para comunicarse y para medirse continuamente, solo tiene sentido cuando se evalúa de forma periódica el resultado real contra el presupuesto y se toman acciones concretas, si y SOLO SI se cubren con estas premisas, podemos decir que estamos haciendo una planeación efectiva…

Por eso la planeación es la gran ausente, porque en las empresas no se lleva a cabo el proceso completo, se lleva a medias y por lo regular se queda en la mente de pocas personas, por eso, por simple que parezca, el proceso de planeación es fundamental en la empresa, y quien lo sabe dirigir, ejecutar y controlar siempre lleva un paso adelante…

Es buen momento para preguntarnos si como empresarios estamos enfocando nuestros esfuerzos hacia la meta deseada, si seguir por la ruta actual me lleva a donde quiero llegar o me aleja, más aún, en esta época donde los recursos son escasos, es vital tener claridad del destino de cada peso en la empresa, no debe haber desperdicio, por ello el presupuesto es fundamental y ahora más que nunca, su adecuado seguimiento… y tú… ¿Ya tienes tu presupuesto??

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
Planeación empresarial MiPyme, esa gran ausente, 3.0 out of 5 based on 1 rating