¿Para qué proyectar los gastos?

¿Para qué proyectar los gastos? Anteriormente ya se ha visto cómo realizar la proyección del estado de resultados. El día de hoy, nos enfocaremos en los gastos. Recordaremos el concepto de gasto del cual en otras entradas hemos profundizado un poco más. Gasto es aquella erogación que no se ve directamente aplicada en el producto y en el mejor de los casos sin esta el producto o servicio no podrían existir.

Con la definición del párrafo anterior, vamos a imaginarnos los gastos siguiendo la lógica de su presentación en un estado de resultados y solamente tomaremos en consideración una premisa que en la mayoría de los casos se mantiene: que los gastos siguen la cadencia de los costos.

Me explico. Si hemos decidido producir 1000 suéteres, los costos relacionados con estos serían la materia prima mano de obra y gastos indirectos. Si duplicáramos la producción, sin duda habría un incremento en los gastos, por ejemplo: utilizaríamos más electricidad o mayor espacio en la planta. En cuyo caso, podríamos asumir que los gastos, en muchos de los casos, son directamente proporcionales a los costos.

Dicho lo anterior, recordemos los rubros de los gastos: operación, ventas, administración y financieros. En el primero de los conceptos, como su nombre lo indica, caben las erogaciones para mantener en marcha la negociación, en el segundo la fuerza de ventas y lo relacionado con ésta, en el tercero nos referimos a las áreas de soporte y dirección del negocio y por último los financieros.

Los gastos tenderán comportarse de modo similar a lo largo del tiempo sino existen cambios estructurales relevantes – nuevas instalaciones, mecánicas de producción o distribución diferentes, etc. – por tanto, para este concepto debiéramos considerar como base lo erogado en periodos anteriores, la inflación en aquellos rubros en dónde ésta impacta y las variaciones en el tipo de cambio si los insumos tienen una correlación con alguna moneda extranjera.

Sin embargo, uno de los principios de la planeación es dar guía, trazar un camino de lo conveniente para la empresa, en ese sentido, es responsabilidad de quienes dirigen generar eficiencias, las cuales se deben plasmar en el documento base de la planeación de corto plazo: el presupuesto.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)