Visión de las Empresas: La gestión del poder

La gestión del poder. El concepto.  Las definiciones que existen sobre esta idea, desde el punto de vista de la empresa, se encuentran relativamente próximas -como es perceptible- en las 2 que a continuación se presentan a modo de ejemplo:

  • Poder es la capacidad de influir sobre otras personas, traduciéndose en las organizaciones en la capacidad de hacer que ocurran las cosas o lograr las metas propias a pesar de la resistencia de otros.[i]
  • Poder es la habilidad de obtener que las cosas se hagan.[ii]

Una vez definido el concepto en cuestión, puedo agregar que el estudio del mismo se puede enfocar hacia dentro de la organización, para con el exterior o desde el punto de vista de quien las gobierna. Durante este trabajo se explicarán esas tres clases de poderes y sus repercusiones para las empresas.

El poder dentro de la organización

Bateman[iii], identifica cinco fuentes del poder dentro de la organización: legítimo, de recompensa, de coerción, referente y de pericia.

El poder legítimo es la autoridad, entendiéndose por este termino como el derecho que se tiene a decir a los demás lo que tienen que hacer. En otras palabras es el poder formalizado.

El poder de recompensa, es aquel que ejerce el líder al otorgar beneficios que los otros consideran valiosos, a cambio de la realización de determinadas tareas.

El poder de coerción es aquel en el cual líder controla los castigos y su forma de aplicación. La gente cumple para evitar los castigos del líder.

El poder referente, es el ejercido por líderes con base en características personales que resultan atractivas a los demás. De esta manera, la gente cumple con los deseos del líder al procurar su aprobación, simpatía personal o el deseo de ser como el líder.

El poder experto, es el perteneciente a un líder con experiencia o conocimiento, y el cumplimiento de sus deseos surge del deseo de sus seguidores a crecer en conocimiento o pericia.

A estas fuentes del poder Gibson[iv], las denomina las cinco bases de poder interpersonal, y sugiere se pueden dividir en dos categorías principales: organizacional y personal. El poder legitimo, el de recompensa y el coercitivo surgen de la organización, de la posición o del grupo formal. Por el contrario, el poder referente y el experto surgen de la propia persona.

Independientemente de cual fuere la fuente del poder, se puede dividir en solamente dos: el legítimo y el ilegítimo. Ambos se encuentran siempre presentes en cualquier organización y la tendencia de la administración deberá ser la de una búsqueda constante de legitimación del poder ilegítimo, mediante su correcta asignación a un responsable, en forma de autoridad.

Pero antes de cualquier asignación, se debe identificar dicho poder ilegítimo (o legítimo mal utilizado). Mintzberg[v], al poder ilegítimo lo denomina poder político y señala trece “juegos políticos” dentro de las organizaciones, mismos que explicaré en mi próxima intervención.


[i] BATEMAN, Thomas S., et al., Administración una ventaja competitiva, 4ª Edición, Mc Graw-Hill, México, 2001, 436-439pp.

[ii] BOWER, Marvin, Organization: Helping people pull together, The Mc Kinsey Quarterly, Nº2, 2003.

[iii] BATEMAN, Thomas S., Op Cit.

[iv] GIBSON, James, L.,et, al, Las organizaciones, Comportamiento, Estructura, Procesos, Mc Graw-Hill, Chile, 2001, 286p.

[v] MINTZBERG, Henry, La política y la organización política, en El Proceso Estratégico, Conceptos, contextos y casos, 2ª Edición, Prentice Hall, México, 1993, 416-422 pp.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)