¡Cuidado con su plan de negocios!

¡Cuidado con su plan de negocios! Cualquier empresa reciente o de nueva generación que se precie de ser seria, debe contar como mínimo con un plan de negocios.

Este plan en su forma básica, contara con su misión y visión, descripción de su producto o servicio, oportunidades de mercado, y sus corridas financieras que avalan que lo propuesto es negocio y deja dinero.

Últimamente ha existido un boom en Mexico de incubadoras de empresas, que están haciendo una labor titánica orientando a nuevos emprendedores y pequeñas empresas, y cuyo resultado de su incubación es un plan de negocio terminado.

Este plan, además de ser su guía para desarrollarse al corto, mediano y largo plazo, les sirve como fundamento para la solicitud de diversos fondos de financiamiento, que les permita solventar sus requerimientos de capital, expresado en su plan de negocios.

Con frecuencia me he encontrado empresas y emprendedores que, una vez que pasaron por el proceso de incubación y tienen listo su plan de negocios, gestionaron de manera adecuada el financiamiento y se les ha otorgado. En el caso de productos de consumo, he visto que se han usado estos recursos en por ejemplo, la inversión en moldes de inyección de plástico del producto, o en la fabricación de algún componente electrónico, por decir alguno.

Si hacemos un análisis básico desde el punto de vista de diseño e ingeniería del producto, muchos productos que se están produciendo ahora no tienen ninguna posibilidad de éxito en el mercado, ya sea por que tienen un diseño pobre, porque tienen más piezas de las necesarias, porque no esta enfocada la estética al mercado meta, o porque su producción fue cotizada muy barata por que el moldero les dió un precio de un molde de baja producción y baja calidad, que al final no va a servir para lo requerido.

Esto más que sorprendernos parece obvio. Los consultores de las incubadoras y otras empresas dedicadas a la orientación de planes de negocio, están formadas generalmente por gente con habilidades en administración, contaduría, economía, ingeniería industrial, mercadotecnia y otras afines, de tal manera que cuando un emprendedor solicita un proyecto, ellos dan por sentado que lo que propone su cliente esta bien diseñado. – El es el que lo creó o diseño, por lo tanto él sabe lo que quiere-, dicen.

Nada más alejado. Muchas veces los clientes, empresas o emprendedores tienen una idea preconcebida del negocio o producto, y aparentan saber todo sobre él, o que tienen los conocimientos suficientes para determinar tal o cual cosa del producto o servicio. Lo cierto es que si supieran todo, no se acercarían a consultores para hacerles un plan de negocio, y de la misma forma pasa con su producto, sin importar si lleven años fabricándolo, poniéndole el color que sugirió la esposa, o mandándolo a hacer con su compadre el “fierros”.

Es muy importante integrar a la consultoria a profesionales que puedan hacer un análisis de su producto para incrementar sus oportunidades de éxito en el mercado. Estos expertos son diseñadores industriales, ingenieros mecánicos y electrónicos en su caso. Lo importante es dar un diagnóstico no solo de tipo técnico, sino del tipo comercial, estético, funcional, de producción, de seguridad, de facilidad de uso, de tecnología a emplear, etc.,

Este análisis, junto con su plan de negocio, les abrirá las puertas para tener un mejor producto o servicio en el mercado, diferenciándolo claramente de la competencia, incrementando los atributos de marca y generando clientela fiel. La consultoria del plan de negocio tiene que ser integral, por lo que no hay que olvidarse que es un apoyo para tener una mejor empresa y una guía para el futuro, pero el va a generar que existan ingresos es el producto, y que debe hablar solo por sí mismo, aún estando en un anaquel de supermercado. No hay que olvidarse de él o darlo por sentado solo por que el empresario así lo cree.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)