Apagón analógico en México y migración a televisión digital

En su cuarto no-informe de Gobierno, televisado del día 2 de agosto, la noticia más importante del Presidente Felipe Calderón fue el anunció de un “apagón analógico”, que consiste en la migración nacional del sistema tradicional de transmisión abierta de TV analógica a TV digital. Para México no es un tema menor, ya que en promedio el 92% de los hogares del País cuenta con una TV. La mayoría son analógicas, ya que cerca de 14% de los hogares tienen TV digital[1].

Probablemente este tema pareciera poco relevante para quienes vemos la  TV a través de un decodificador de TV restringida por cable o satelital, que ya son digitales. Sin embargo, en México la penetración de la TV restringida apenas alcanza a 74 de cada mil habitantes, aunque va en franco aumento, tardará muchos años en llegar a la mayoría de la población.

La mayoría de la población que cuenta con TV no cuenta con la capacidad económica para sustituir sus televisiones analógicas por televisiones digitales (plasma, LCD, LED, etc.). Por ello, el Gobierno ha incorporado en este plan un programa  de subsidio por medio del cual otorgará un subsidio para que cada familia adquiera un decodificador que convierta la señal digital en analógica. El costo de este subsidio, será compensado por la licitación de espectro radioeléctrico que se podrá recuperar gracias a la migración.

La liberación del espectro radioeléctrico es la razón principal de la migración a TV digital, ya que la tecnología analógica, con 60 años de antigüedad, solamente permitía la coexistencia de 6 canales en VHF. Con la TV digital se puede comprimir la misma señal y meter 4 canales donde antes cabía solo uno. El espectro que se recupera es tanto aquel que resulta de la digitalización, como aquel que se usará solo durante la migración.  La migración en Estados Unidos se terminó en 2009, Europa en 2010 y Brasil en 2016[2]., Por lo que era muy importante adelantar en México a 2015 (anteriormente era 2021) la fecha  para que Televisa, TV Azteca y, en general, todas las televisoras locales deban concluir el plan de migración y hacer el “apagón analógico”. El espectro liberado podrá ser usado no solamente para TV si no también para nuevos servicios de banda ancha y telefonía móviles, que serán licitados.

La noticia más grande del apagón analógico, es que finalmente se abre la posibilidad de que haya nuevas cadenas nacionales de televisión abierta, que compitan con Televisa y TV Azteca. Asimismo, la buena noticia para las PYMEX y ONGs es que habrá espectro disponible que podría ser aprovechado por televisoras locales, experimentales, con fines sociales, culturales y educativas. Pero también que se venderán varios millones de TVs digitales y decodificadores en los próximos 5 años. Habrá que estar pendiente del plan de migración.

Otra buena noticia es que Mony de Swaan, actual presidente de Cofetel, ha dado claras muestras de pretender que se cumpla con su agenda 2010[3]. Esta incluye –entre otros temas relevantes para las PYMES– un plan para la migración a radio digital, lo que también podría abrir la puerta a que surjan nuevas estaciones.

[1] http://www.reforma.com/negocios/articulo/573/1145495/

[2] http://csilva.net/wordpress/?p=141

[3] http://www.cofetel.gob.mx/es/Cofetel_2008/492010

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)